PUBLICACIONES PROPIAS

OBSERVACIONES AL PROYECTO DE REGLAMENTACIÓN DE LA LEY 27.350 SOBRE USO TERAPÉUTICO DEL CANNABIS

En el marco del debate respecto a la nueva reglamentación de la Ley 27.350 sobre uso terapéutico del cannabis, RESET – Política de Drogas y Derechos Humanos presentó ante el Ministerio de Salud de la Nación una serie de observaciones respecto a los puntos que deben analizarse en detalle para poder concretar una norma respetuosa de los derechos de las personas que utilizan cannabis para mejorar su calidad de vida.

Responsabilidad Parental, el Interés Superior del Niño y Cannabis para uso Medicinal. Hacia una interpretación armónica de los DDHH.

Nora Maciel presenta una reflexión acerca de la relación entre el derecho de familia y la provisión de cannabis con fin medicinal domiciliario a los niños, niñas y adolescentes con determinadas enfermedades o dolencias. Esto, en un marco de respeto de los derechos humanos, la responsabilidad parental, la protección integral de niños, niñas y adolescentes y las políticas de drogas en lo que se refiere al cannabis medicinal mediante el autocultivo.

Informe de RESET ante la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires

Desde Reset – Política de Drogas y Derechos Humanos realizamos en estos días una presentación en el marco de las discusiones en el ámbito judicial de la provincia de Buenos Aires sobre los modos de enfrentar la “crisis humanitaria” en las cárceles ante la pandemia COVID-19, que también fue enviado a las autoridades del Ejecutivo provincial encargadas de reelaborar las políticas criminales.

Medios de comunicación, el brazo derecho del prohibicionismo en materia de drogas

Por Anuar Peche. La prensa fue históricamente el brazo derecho del prohibicionismo. Quizás en los últimos tiempos, los medios han mostrado otra empatía con las personas que usan cannabis con fines terapéuticos; pero siempre bajo una marcada falta de información y sensacionalismo. En el uso recreativo, no muestran la misma afinidad. Ahí, siguen estigmatizando y criminalizando a los consumidores. Repiten la línea que instaló William Randolph Hearst, el padrino de la prensa sensacionalista y desinformada, en el 37’.